Radio Guatapurí 740 AM

A+ A A-

Se cachaquizó la radio vallenata

Valora este artículo
(0 votos)

Valledupar, es una población enclaustrada en las estribaciones de la Sierra Nevada, lejos de las pocas carreteras que nos circundaban a comienzos y mediados del siglo pasado, distante del río Magdalena, arteria  fluvial por la que  llego al país lejos de la costa caribe la  poca tecnología  que tuvo Colombia para esa época, a la región  todo nos llegaba  tarde, por esta razón creamos nuestra propia cultura que hoy la nación y un vasto sector de américa parlante conoce a través de nuestros cantos.

Este aislamiento nos llevó a  maravillarnos con la novedad del momento, la radio. Escuchábamos para esa época emisoras de Cuba, Venezuela, del interior del país y la costa caribe, ya que en Barranquilla se fundó la primera emisora del país en 1929.

En Valledupar, el primer experimento radial lo hizo Casimiro Castro Villazón, tenía nociones de radio técnica, la emisora artesanal tuvo corta vida, luego esa responsabilidad la asumen los teatros de la ciudad, Cesar y Caribe, allí se difundían avisos mortuorios, cumpleaños, grados y  noticia; lo hacían desde una bocina colocada en los más alto del local, estos avisos los leía Alberto Reales,  matizado con canciones dedicadas, a las damas con mensajes de amor cifrados.

La primera emisora del Valle, Radio Valledupar, la fundó el manizaleño German Aristizibal, 1957, quien creó un kínder radial con voces del valle de Upar, que después pasaron a engrosar  la nómina de Radio Guatapurí, creada en 1963.

En la región se forjaron melódicas voces, cautivaron  la región paramuna, admiradora del talento, sabor, originalidad y alegría costeña, pero esta preferencia se desvaneció, fuimos lentamente colonizados por la radio del interior.  

La invasión radial de los cachacos  llega al Valle, cuando la frecuencia de radio Valledupar es vendida a Caracol,  esta se convirtió en repetidora de emisoras Nuevo Mundo de Bogotá, ocurrió igual con La Voz del Cesar, repite 24 horas a  Nueva Granada, matriz de RCN.

Hoy la cultura vallenata esta  avasallada por todas partes, radio, televisión y prensa nos llega del altiplano, poco a poco hemos asimilado esa cultura extraña y distante de la nuestra, esta se refleja en los  distinto medios locales, radio y televisión principalmente en noticieros y programas de opinión.

Nuestro acento y pronunciación se ha vuelto triste, gangoso, extraño, lejano de la vallenetía, no hay pronunciación más rara que un vallenato tratando de hablar cachaco, un hibrido tan cansón, como cachaco hablando costeño.

triste es, que directores de medios locales  estigmaticen a colegas que hablan y piensan como vallenato, los discriminan y tildan de corronchos, se sienten de mejor linaje porque hablan cachacos, se avergüenzan de  su raza, ellos levitan.

Pero el oyente es el que decanta, decide, defiende y siente su cultura, lo demuestra la más reciente encuesta de sintonía, Radio Guatapurí, de la que hacen chistes, quienes se creen de mejor familia radial por su acento chibcha,  sigue en primer puesto, por su  defensa de la cultura vallenata, los de hablar foráneos ni siquiera marcan encuestas, es lamentable que advenedizos que se avergüenzan de nuestros acervo, quieran cambiar nuestros sentir cultural.

Más en esta categoría: « Ingratitud Señor abogado »

Deja un comentario

Make sure you enter the (*) required information where indicated.Basic HTML code is allowed.

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

COPYRIGHT © 2012 RADIOGUATAPURI.COM

Calle 17 No. 15-67 Tel: (5) 5712371 móvil 320 549 00 99 Valledupar – Cesar – Colombia
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Design © Lestmar Ingeniería| Radio Guatapurí. Todos los derechos reservados.